Saltear al contenido principal

Hacia una tecnología accesible para las personas mayores

Administración electrónica

El reconocimiento del derecho de la ciudadanía a relacionarse con los organismos públicos vía online, que trajo consigo la aprobación de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, favoreció la modernización de los servicios públicos en torno a la consolidación de la Administración electrónica. Sin embargo, el aumento de trámites que precisan hacer uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en aras de garantizar una mayor eficacia, eficiencia y transparencia de los organismos públicos, habría aumentado a su vez el riesgo de exclusión de colectivos como el de las personas mayores. Así se recoge en el estudio “Administración electrónica y personas mayores”, elaborado por la Fundación Cotec para la innovación y la Universidad de Murcia.

El porqué de tal discriminación no sería otro que la falta de familiaridad que experimentarían muchas de estas personas con dichas herramientas. Y es que, aunque cada vez más personas de edad avanzada integrarían las TIC en su día a día, al menos un 25% de la población mayor de 65 años manifestaría no haber hecho nunca uso de Internet. En lo que respecta a la Administración electrónica, el estudio citaría entre las posibles causas que explicarían la falta de interacción del colectivo con la misma, la ausencia de competencias y habilidades para realizar este tipo de trámites, la desconfianza que les provocaría el entorno digital o la carencia de las herramientas pertinentes para llevar a cabo estas gestiones. A su vez, el documento pondría el foco en la dependencia sociofamiliar del colectivo a la hora de realizar trámites online, siendo esta una cuestión en la que se ha de trabajar desde las Administraciones, a fin de lograr que las tecnologías sean accesibles para las personas mayores y así poder garantizar un uso en las mismas condiciones que el resto de la ciudadanía. Es por ello, por lo que se hace imprescindible que el diseño de estos nuevos servicios se haga teniendo en cuenta al colectivo, a la vez que se ponen en marcha diferentes iniciativas orientadas a mejorar las capacidades de los mayores en este ámbito.

Precisamente, las dificultades que experimentaría gran parte del colectivo a la hora de hacer uso de las TIC pasaban a ser objeto de reflexión en esta edición del Día de Internet, celebrado cada 17 de mayo, cuyo tema para esta ocasión ha sido “Internet y las tecnologías digitales para las personas mayores y el envejecimiento saludable”. En esa dinámica por lograr que las TIC sean más asequibles para las personas mayores, el Comité de Impulso para el Día de Internet ha elaborado un Manifiesto, suscrito por diferentes organizaciones y administraciones, que recoge diez medidas orientadas a empoderar a los mayores en el mundo digital. Según lo expuesto por el Comité, las tecnologías digitales serían para el colectivo “un elemento transversal y vertebrador cada vez más relevante para su vida diaria”, mediante el que promover su participación en la sociedad, ayudarles a combatir la soledad no deseada y poder ejercer sus derechos, repercutiendo todo ello en un envejecimiento más saludable.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba