skip to Main Content

El informe PISA revela las diferencias entre Comunidades Autónomas en materia de educación

Los últimos resultados obtenidos en el Informe PISA 2018, presentados durante la mañana del martes 3 de diciembre, por el Secretario de Estado de Educación y Formación Profesional en funciones, Alejandro Tiana, junto a la responsable de análisis de datos de Pisa, Miyako Ikeda, visibilizan una vez más, la brecha educativa entre estudiantes españoles según su lugar de residencia. Unas diferencias que se acentúan significativamente, si se comparan las puntuaciones obtenidas entre las regiones norte y sur del país, siendo las primeras mucho más positivas que las segundas.

Elaborado cada tres años por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el principal objetivo del informe PISA es aportar datos cuantitativos en base a la formación de estudiantes de diferentes partes del mundo, que se disponen a finalizar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). La séptima edición del informe, en la que han participado un total de 79 países, se ha visto marcada por la caída de España en Ciencias, obteniendo diez puntos menos que lo registrado en 2015, y situándose a su vez, seis puntos por debajo de la media de la OCDE (489). Un descenso que también se ha registrado en Matemáticas, en donde los alumnos españoles han obtenido 481 puntos, cinco menos que los alcanzados en el 2015, y de nuevo seis puntos menos en comparación con la OCDE. En el caso contrario, encontramos a los alumnos del Este asiático, y concretamente a los procedentes de China, quienes se han hecho con las calificaciones más altas en ambos apartados, obteniendo una puntuación de 590 en Matemáticas y 591 en Ciencias.

En cuanto a compresión lectora, desde la OCDE han decidido no publicar, al menos por el momento, los resultados de España en esta prueba, tras haber detectado ciertas anomalías en al menos un 5% de los test analizados. La decisión fue tomada en base a la cantidad de respuestas ilógicas obtenidas en algunas de las preguntas que se formulaban, así como el poco tiempo que emplearon muchos alumnos en su contestación.

La Comunidad de Madrid contraria a los resultados del informe PISA

Tras la presentación del informe, no tardaron en aparecer reacciones incrédulas a los bajos resultados obtenidos por determinadas Comunidades Autónomas. Es el caso de Madrid, en donde se ha registrado un descenso de 29 puntos en Ciencias, y 17 en Matemáticas con respecto a la edición del 2015. En Ciencias, esto supondría prácticamente el equivalente a un curso escolar por debajo según el medidor de la OCDE, que semeja 30 puntos a un curso académico. El Consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, mostraba su desacuerdo con los datos obtenidos en la capital. en el programa vespertino de Ondacero, La Brújula de Madrid. “No tiene ningún sentido que las notas de Matemáticas y Ciencias estén contaminadas por la nota de lectura y se publiquen”, afirmaba. Durante su intervención, Ossorio, también ponía el foco en el hecho de que, de los 79 países partícipes, solo siete hayan mejorado sus resultados “Esto te hace pensar. ¿Todos los países están equivocados? o ¿el problema está en las pruebas?”, apuntaba.

Desde el departamento de Educación catalán también se han sumado a cuestionar los resultados obtenidos en el informe PISA 2018, apelando las ciertas anomalías que han hecho que no se publiquen los resultados de las pruebas de lectura. A pesar de que su puntuación se encuentra a la par que la media de la OCDE, Cataluña también ha experimentado un decrecimiento en Matemáticas de 10 puntos y de 15 en Ciencias, en comparación con la edición del 2015.

España registra uno de los índices más bajos en cuanto acoso

Sin embargo, no todos los resultados son negativos para España, según lo publicado en el informe PISA, la tasa de acoso en nuestro país (17%) se sitúa por debajo de la media de la OCDE (23%). A pesar de que los estudiantes españoles parecen estar cada vez más concienciados sobre la importancia de luchar contra el bullying, lo cierto es que los porcentajes son todavía muy elevados. En cuanto al grado de felicidad con sus vidas, los españoles vuelven a superar la media de los demás países participantes, esta vez con una diferencia mayor, registrando una tasa de felicidad del 74%, frente al 67% de media de la OCDE.

Pese a que todavía deban aclararse las anomalías detectadas en la prueba de comprensión lectora, lo cierto es que los resultados obtenidos por España, plantean la necesidad de establecer un sistema educativo más homogéneo, que fomente por igual el desarrollo cognitivo de todos y cada uno de los estudiantes que integran nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top