Saltear al contenido principal

La silver economy o la revolución de los séniores

Silver economy

Los cambios demográficos acontecidos en los últimos años nos acercan a una sociedad cada vez más envejecida. De cumplirse las estimaciones de Naciones Unidas, España se situará en 2040 como el país más longevo del mundo, por delante de Japón, Suiza o Singapur. Derivada de esta situación, surge un nuevo marco de oportunidades en torno a la figura de los séniores y la llamada silver economy o economía de plata, apremiando a los países a adaptarse cuanto antes a esta coyuntura.

Entendida, según Oxford Economics, como “la suma de toda la actividad económica para las necesidades de las personas de 50 años en adelante y que incluye tanto a los productos y servicios que compran directamente, como a la actividad económica que generan”, la economía de plata promete revolucionar en las próximas décadas sectores muy diversos como el de la salud, la banca, los cuidados, el ocio o el turismo, entre otros. En cifras, los séniores serían, a día de hoy, los responsables del 40% del consumo mundial, con una aportación al PIB europeo del 25%, en base a lo recogido en el “Libro Blanco de la Silver Economy en España”.  A nivel nacional, la aportación de los silver al PIB español se situó en 2019 en un 26%, según un estudio elaborado por el Centro Internacional sobre el Envejecimiento (CNIE). De hecho, el citado estudio señalaría a la población mayor de 50 años como el grupo de edad con mejor salud financiera, constatando la importancia de los séniores en el desarrollo económico de nuestro país y posicionándoles como un activo generador de riqueza muy importante. En términos generales, el poder adquisitivo de los séniores sería mayor que el de la media poblacional. Es más, los hogares españoles constituidos por un cabeza de familia mayor de 55 años concentrarían el 66% de la riqueza del país, según una comparativa elaborada por la consultora Longetivity & Retirement Income Solutions (LoRIS) y publicada por el diario 65ymás.

Más allá de la importancia que ostentaría el colectivo de los séniores en la actualidad, resultado de las bajas tasas de natalidad y el aumento de la esperanza de vida, la economía plateada también se habría visto impulsada debido a esa visión positiva que se estaría construyendo en torno al envejecimiento. Y es que, los avances alcanzados en el ámbito de salud, junto a una mejor calidad de vida y, por supuesto, las ganas de vivir del colectivo habrían llevado, según Juan Carlos Alcaide, fundador y CEO de The Silver Economy, a que “el envejecimiento de la población empieza a verse como algo positivo y como una gran oportunidad de negocio”, tal y como expondría en su contribución en el mencionado Libro Blanco. Lejos de aminorarse, el fenómeno de la silver economy espera consolidarse en los próximos años, convirtiendo a los séniores en uno de los pilares de nuestra economía, y alentando a los mercados a adaptar los productos y servicios a las demandas de una generación dispuesta a seguir disfrutando de nuevas experiencias.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba