Saltear al contenido principal

El Senado estudia el proceso de envejecimiento en España

El envejecimiento de la población se ha constituido como uno de los principales motores de cambio que marcarán el transcurso de los próximos años. Mientras la tasa de natalidad continúa a la baja, las personas mayores de 65 años siguen aumentando su número, suponiendo en la actualidad un 19,4% de la población total de nuestro país. Las previsiones sostienen que, en el año 2050, esta cifra podría verse incrementada hasta representar un 30% de la ciudadanía española. El aumento de la esperanza de vida es, sin lugar a duda, uno de los mayores logros alcanzados por la humanidad, pero al mismo tiempo, demanda de un plan de acción por parte de la sociedad en su conjunto que permita abordar con éxito los retos que tal cuestión plantea. En este contexto, el Pleno del Senado aprobaba en el mes de septiembre del 2020 la creación de una Ponencia de Estudio sobre el proceso de envejecimiento en España, enmarcada en la Comisión de Derechos Sociales, a fin de poder presentar una serie de recomendaciones a partir de un análisis exhaustivo de la situación planteada.

Las connotaciones negativas asociadas a la vejez han ocasionado que las personas mayores hayan pasado a ser consideradas en muchas ocasiones como sujetos pasivos de la sociedad, relegándolas a un segundo plano en la toma de decisiones y obviando todas aquellas contribuciones que realizan en su día a día. El edadismo o la discriminación por razón de edad, supone una de las máximas representaciones de esa compleja realidad a la que tiene que hacer frente el colectivo, siendo este uno de los principales ejes sobre los que se centraría el proceso de estudio que se estaría llevando a cabo en el Senado. Para lograr revertir esta situación, es necesario abordar el problema desde una perspectiva transversal, que permita avanzar hacia un nuevo modelo social basado en la solidaridad intergeneracional y mediante el que construir una visión positiva del envejecimiento y garantizar una buena calidad de vida durante la vejez. Por ello, el Senado ha querido contar con la opinión de diferentes expertos en la materia, bajo el término de poder ofrecer una imagen lo más representativa posible del estado de la cuestión, invitándoles a comparecer en unas sesiones a las que se daba comienzo el miércoles 20 de enero y que han venido sucediéndose a lo largo de las últimas semanas. Una vez finalizadas las sesiones, desde la Ponencia se elaborará un estudio en el que, siguiendo con lo planteado por los comparecientes, se ofrecerá un análisis del proceso de envejecimiento en nuestro país, junto con una serie de propuestas mediante las que hacer frente a los retos derivados de tal transformación demográfica.

Un compromiso conjunto

La aprobación de políticas públicas que integren a la población de edad y eviten que se pueda incurrir en una exclusión involuntaria supone uno de los principales caminos a la hora de lograr la inclusión real del colectivo. No obstante, su consecución depende también de la contribución de todos y cada uno de los actores que conforman la sociedad para lograr acabar con el trato paternalista que siguen recibiendo las personas mayores y saber transmitir la verdadera realidad de un colectivo heterogéneo del que precisamos su conocimiento y experiencia.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba