Saltear al contenido principal

El Gobierno allana el camino a la pyme en la gestión de los fondos europeos

Los fondos europeos suponen una oportunidad histórica para la recuperación de nuestro país, siendo el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la hoja de ruta a seguir para lograr una gestión eficiente de los mismos. Más allá de esa función reparadora por la que fueron creados, los fondos proporcionarían el marco de actuación necesario para poder avanzar hacia un futuro más justo y sostenible. Pero para que esto último pueda cumplirse, resulta imprescindible garantizar que las ayudas llegan correctamente a sus destinatarios.

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) representan casi en su totalidad nuestro tejido productivo, suponiendo el 98,9% del total de empresas de nuestro país, de este porcentaje, un 80% estaría conformado por compañías con menos de cinco trabajadores, mostrando la idiosincrasia del mercado español. Aludiendo a tales datos, Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial comenzaba su intervención en el «Foro Fondos Europeos 2022», celebrado por el diario El País en la mañana del 14 de febrero, recordando la importante labor que desempeñarían este tipo de empresas en la reconstrucción tras la crisis, siendo responsables de aproximadamente la mitad del empleo de nuestro país. Tomando como referencia dichas cifras, la pyme actuaría como un elemento indispensable a la hora de afianzar no solo la recuperación, sino también la modernización de España, convirtiéndolas en destinatarias de una parte importante de las iniciativas contempladas en el citado Plan. Para ello, uno de los campos en los que más se centraría el Gobierno sería en fomentar la digitalización de este tipo de empresas, un propósito que pretendería lograr a través del Programa Kit Digital. Con una dotación presupuestaria de más de 3.000 millones de euros para el periodo 2021-2023, el Programa tendría como objetivo llegar a más de un millón de pymes y autónomos, trabajando áreas muy concretas como la presencia en Internet, la gestión de redes sociales o el desarrollo de la ciberseguridad, entre otras cuestiones. Por ello, Artigas definía esta iniciativa como una cuestión que iría más allá de la transformación digital, refiriéndose a ella como un proceso de “adopción digital”, cuyo principal objetivo sería “conseguir que nadie se quede atrás”.

Además de la falta de digitalización de este tipo de empresas, las cuales tan solo un 16% contarían con un plan estratégico de digitalización, España también se enfrentaría a otro gran reto, la ausencia de competencias digitales por una parte representativa de la población, en concreto por ese 46% de la ciudadanía española que no dispondría de habilidades digitales básicas, tal y como apunta la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. “El compromiso es ayudar a las pymes de manera urgente para revertir esta situación que les lastra a ellas, pero también a nuestra estrategia de competitividad nacional”, apuntaba. A fin de conocer la situación particular de cada empresa y, por ende, poder acceder a las soluciones digitales ofrecidas por el Gobierno, el portal AceleraPyme ofrecería a las empresas la posibilidad de realizar un test autodiagnóstico en base al que poder reforzar aquellas áreas en las que presentarían mayores carencias.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba