Saltear al contenido principal

Digitalización de la pyme, una realidad cada vez más próxima

digitalización

La hiperconectividad y, por ende, la hiperglobalización que ha traído consigo el uso de la tecnología da lugar a una sociedad regida por los datos, en la que la información pasa a ser moneda de cambio para las compañías. El interés por esta materia prima ha llevado a los datos a ser catalogados como el verdadero “petróleo del siglo XXI”, convirtiéndolos en el principal valor añadido de empresas y organizaciones. En línea con la importancia que genera esta información en la estrategia competitiva de una empresa, el componente 13 del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia contempla en el tercero de sus objetivos “impulsar la innovación disruptiva y el emprendimiento en el ámbito digital para que las pymes y las start-ups aprovechen las oportunidades de la economía basada en datos”. Y es que, tan importante sería recabar la información, como que esta sea activada correctamente por las empresas, a fin de que estas últimas puedan beneficiarse de las ventajas que tal recurso plantea.

Asociada a la economía de datos encontramos la digitalización, un proceso que además de estar vinculado a una mayor productividad o la creación de puestos de trabajo, también influiría positivamente en términos de inclusión social o acceso a la educación. Así se desprende en el estudio “¿Cómo abordar la cuestión de la digitalización de las pymes y microempresas españolas?”, elaborado por Raúl Mínguez, director del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de España, en el que el experto realiza un análisis sobre el estado de la transformación digital de este tipo de empresas en nuestro país, para seguidamente plantear posibles soluciones mediante las que paliar las deficiencias detectadas. Además de los beneficios señalados, el informe también apunta a “la demostrada capacidad de adaptación de las economías más digitalizas en contextos disruptivos como el desencadenado por la actual crisis sanitaria”, posicionando a la digitalización en una cuestión prioritaria para los países.

Centrándonos en la pequeña y mediana empresa y, particularmente, en las microempresas, la digitalización parecería ser una realidad cada vez más cercana, pero que al mismo tiempo se mostraría lejana de la experimentada por las grandes compañías. En base a lo recogido por el estudio, mientras que las empresas con más de 100 trabajadores habrían realizado durante los últimos dos años una inversión en su digitalización próxima al 95%, dicho porcentaje se vería reducido a medida que el número de empleados disminuye, situándose en un 82% en el caso de aquellas entidades con plantillas de 10 a 100 trabajadores y en un 61% al tratarse de microempresas. Las dificultades generadas en torno a la normativa, la escasez de recursos o la falta de formación tecnológica, pero también, cierta resistencia al cambio serían algunas de las razones que explicarían esta realidad, según lo apuntado por el estudio. En este sentido, cabe destacar el hecho de que la digitalización “se considera como un medio para recortar gasto y ser más eficientes, más que como una ventaja para adaptarse a las demandas del nuevo cliente”, apuntaba Mínguez durante la presentación del documento, en un acto celebrado en el día de ayer por la Fundación Alternativas.

A fin de que la transición al mundo digital pueda concluir de forma exitosa para la pyme, el experto apuesta por llevar a cabo una labor de sensibilización de estas compañías sobre la importancia de la digitalización, acompañarlas durante el proceso a través de una estrategia específica según el sector en el que desarrollen su actividad o acabar con la excesiva burocracia que muchas veces acompañaría a este procedimiento, entre otras propuestas. Todo ello, mediante una colaboración público-privada efectiva que permita que las ayudas desarrolladas por el Gobierno lleguen a las empresas.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba