skip to Main Content
Reunión Laboral, Trabajo, Compliance

La importancia de la ética y el compliance

Expertos reunidos en el IV Congreso Internacional de Compliance, organizado por Thomson Reuters estos días en Madrid, han coincidido en la importancia de la ética y el compliance en las organizaciones y el actual panorama empresarial. Los participantes han abordado diversos aspectos sobre el asunto durante la cita, en la que también han tratado los casos específicos de sus compañías. Aquí, lo más destacado.

Pero, ¿qué se entiende por ética y compliance? La head of research en el Institute of Business Ethics con sede en Londres (Reino Unido), Guendolina Dondé, ha concretado que “la ética es cómo nos conducimos, cómo llevamos nuestros negocios, y el compliance provee reglas de cómo debemos comportarnos”.

En este contexto, las compañías desarrollan políticas orientadas a preservar la ética y a fomentar una cultura de compliance sólida. También las instituciones internacionales. Es el caso del Banco Mundial, cuyo chief ethics officer, Jorge Dajani, que ha reconocido la importancia de ambas disciplinas, ha explicado los ejes sobre los que articula su programa de cumplimiento normativo. Son “transparencia y prevención”, desvelado.

En cuanto a la prevención, “su primera línea de defensa”, según Dajani, el experto ha especificado que es “donde se integran los valores corporativos y los códigos de ética y conducta”. El objetivo es “incorporar la ética y la excelencia en todos los procesos”, según Dajani, que también ha otorgado importancia al trabajo de formación en este sentido. Para ello, la institución cuenta con una política de conflictos de interés y gestión de conductas inapropiadas y prohibidas. En cuanto a la demora de la respuesta, el experto ha especificado que tarda una media de ocho horas o, “a más tardar”, los dos primeros días.

Por su parte, a juicio de Dajani, la transparencia “genera luz en el sistema y es clave, porque hemos detectado que cuando no hay confianza en la capacidad de resolver los conflictos, nadie va a reportar posibles conductas inapropiadas”. “Las reglas están bien, pero si no hay transparencia todo se queda en el papel”, ha zanjado el miembro del Banco Mundial.

Dajani ha otorgado, asimismo, una importancia capital al acoso sexual que sucede en las organizaciones, también en el Banco Mundial. Ha destacado que la institución ha aprobado un plan de acción contra el mismo, pero “llevamos años trabajando en esta materia”, ha precisado. El acoso sexual “es un barómetro de si existe un ambiente tóxico dentro de una organización”, por lo que su estrategia se divide en prevención y en sistemas internos de gestión, ha agregado.

Así, desde la prevención, la institución ha desarrollado un plan son más de 50 iniciativas “que se basa en las personas más que en las reglas, ya que las personas usan el sistema de distinta forma”, ha explicado el experto, que ha garantizado la “confidencialidad para que haya una comunicación desde arriba e introduciendo la figura del coordinador antiacoso”, ha concluido el experto.

Compliance según las grandes cotizadas españolas

Durante el congreso, representantes de las grandes empresas cotizadas españolas también han declarado que el compliance protege a la compañía y a las personas que la integran. La corporate compliance officer de ACS, Paula García Arango, ha aconsejado que el órgano de compliance de las grandes empresas sea colegiado, como el de la compañía en la que trabaja. La razón hay que buscarla en que así “aporta criterio diferenciador y ayuda en la implementación del modelo”, ha explicado la experta. García encuentra que el mayor reto del buen compliance officer es “convencer al órgano de dirección de formarse en materia de cumplimiento normativo más que el de apagar fuegos cuando se ha producido el daño”.

Por su parte, el chief compliance officer global de Telefónica, Manuel Crespo de la Mata, ha apuntado que “el compliance es una realidad en nuestras vidas que da relevancia a las empresas que no tiene nada que ver con la de hace unos pocos años”. En una organización se le da “cada vez más valor por su capacidad de proteger, no sólo a la compañía en sí, sino también a todas y cada una de las personas que la integran”, ha añadido Crespo de la Mata. El modelo de compliance de Telefónica no es colegiado, como el de ACS, no independiente. Reporta al Consejo de Administración e integra a 85 personas en todo el mundo.

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top