skip to Main Content

Los más jóvenes se decantan por seguir su vocación

Vocación

A lo largo de las diferentes etapas que conforman la vida de una persona, el conocimiento y la experiencia van dejando tras de sí los escollos de un camino lleno de impredecibles, que comienza a vislumbrarse al finalizar el ciclo escolar. Es precisamente en ese momento, cuando muchos estudiantes se cuestionan hacia dónde quieren encaminar su futuro laboral y, por ende, qué tipo de formación requieren para ello. Un gran salto, que se traduce en un punto y aparte a una vida, en cierto modo, guionizada hasta el momento, para dar paso a una nueva etapa en la que las decisiones personales comienzan a ganar más peso. No obstante, aunque la formación adquiere un papel relevante a la hora de perfilar la vida profesional de una persona, no llegaría a ser, por el contrario, un factor determinante. En contraposición con este hecho, la elección de estudios por vocación sí que parecería mostrar cierta relación con el grado de liderazgo que adquiere una persona a lo largo de su trayectoria laboral. Así lo recoge el informe, “Estudios por vocación”, elaborado por Infojobs, en base a una encuesta online realizada en febrero del 2020 a un total de 4.463 personas activas en España.

A través de este análisis, la compañía española de bolsa de empleo muestra de qué manera puede llegar a influir en la carrera laboral de una persona el haberse formado en un determinado campo por vocación, o en su defecto, condicionada por agentes externos como pudieran ser la proyección de salidas profesionales o las expectativas salariales. Ahora bien, aunque esta cuestión habría existido siempre, lo cierto es que, el documento evidenciaría ciertas diferencias generacionales en cuanto al porcentaje de activos que habrían primado la vocación antes que cualquier otra cosa. En este sentido, si tomamos como referencia los datos relativos a los jóvenes de entre 16 y 24 años (generación Z) y los comparamos con los de los trabajadores con edades comprendidas entre los 55 y 65 años (baby boomer), mientras que en el caso de los primeros un 74% afirmaría elegir su formación anteponiendo siempre la vocación, el porcentaje se reduciría hasta un 58% en el caso de los adultos mayores. La diferencia entre ambos extremos dejaría a su vez, entrever un cambio de mentalidad en la sociedad, habiéndose reducido en gran medida las presiones familiares por las que los jóvenes tendían a estudiar una carrera en base a la tradición familiar o condicionados por la propia experiencia de los progenitores.

Sin embargo, este no sería el único campo en el que se habría constatado una diferencia entre generaciones. En relación con aquellos profesionales que actualmente no ejercen de aquello que estudiaron, la falta de oferta en el mercado laboral o la mala remuneración de determinados trabajos constituirían la principal causa para el 44% y 23%, respectivamente, de los jóvenes de entre 16 y 34 años, frente al 31% de los mayores de 55 años y el 11% de los adultos con más de 45 años. Mientras que, en el lado contrario, los trabajadores de mayor edad encabezarían la lista de aquellos que habrían decidido dar un giro a su vida profesional, representando a un 44% de los empleados con más de 55 años, frente al 23% de aquellos con edades entre 25 y 34 años.

Vocación y liderazgo

Con respecto a la relación entre vocación y liderazgo, el estudio revela como al menos un 71% de los cargos directivos en consejos de administración habrían decidido regirse por lo vocacional a la hora de decantarse por una formación determinada. Un dato interesante que mostraría como en muchas ocasiones, la posibilidad de desarrollar una carrera basada en el liderazgo, estaría intrínsecamente relacionada con el hecho de formarse en aquello que se desea, dejando a un lado cualquier tipo de prejuicio.

Y es que, dada nuestra dedicación al trabajo, parece que seguir la máxima que nos dejó el pensador chino Confucio, “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”, sigue siendo la mejor manera de poder alcanzar el éxito profesional y lograr sentirnos bien con nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top