skip to Main Content

España progresa en materia de educación, según los Indicadores de la OCDE 2019

Desde que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentara en el año 1982 su primer ejemplar sobre indicadores de educación, el informe se ha convertido en una forma eficaz a la hora de realizar una comparativa en torno a una base común entre los países que componen la organización.

En el caso español, los últimos datos correspondientes al ejercicio del año 2018, presentados el día 10 de septiembre en el Ministerio de Educación y Formación Profesional, muestran como poco a poco nuestro país va progresando en el camino hacia una educación de calidad. Algo que se ve reflejado en la población adulta, formada por aquellas personas entre 25 y 64 años, quienes en los últimos diez años han protagonizado un incremento del 18% en cuanto a la posesión de estudios superiores a los obligatorios. Para Gabriela Ramos, directora de OCDE y Sherpa, la educación terciaria resulta cada vez más necesaria en una sociedad en la que las tecnologías están a la orden del día.

La posesión de estudios de educación terciaria no solo reduce, en términos generales, la tasa de desempleo (en España el número de parados con educación secundaria es de un 25%, mientras que en el caso de los poseedores de estudios terciarios esta queda reducida a un 12%), también influye positivamente en la preparación, la productividad, el bienestar o el salario de sus poseedores. Según los indicadores de este año, la personas con estudios terciarios ganan un 57% más que las que solo cuentan con secundarios.

Sin embargo, a pesar de estos datos alentadores para aquellos que deciden estudiar un grado universitario o de formación profesional, lo cierto es que en el sector de la educación terciaria sigue existiendo una brecha salarial entre hombres y mujeres. Todos los países de la OCDE muestran como el sector masculino sigue obteniendo salarios más altos que el femenino, una situación que también se da en nuestro país, aunque de menor manera.

Los resultados de España, en la media

Para Alejandro Tiana, Secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, la situación de España en el panorama educativo es acorde a la que se da en los países miembros de la OCDE y de la Unión Europea de los 23 países (UE23). Un hecho que se puede comprobar mediante los datos obtenidos en nuestro país sobre educación STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), en donde el porcentaje (41,7%) es ligeramente superior a la media de la OCDE (38,15%) y europea (38,7%).  Así como en la escolarización de los menores, obteniendo una media muy similar a la de UE23 y  de la OCDE y llegando a ser superior en los casos relativos al segundo ciclo. Un hecho que también se vuelve a repetir en la financiación de gasto público por estudiante en educación primaria situándose en la media con el resto de países miembros, logrando ser superior en la secundaria e inferior en la terciaria.

Como aspectos de mejora, Tiana señala la escasez de alumnos extranjeros en las aulas españolas siendo del 3,2% frente al 5,8% y 8,9% que se da en la OCDE y Europa respectivamente, así como las 130 horas más de media que los alumnos españoles de secundaria pasan en las aulas, en comparación con los países de la OCDE. También lo es la necesidad de conseguir incentivar los grados de formación profesional, ya que solo suponen la elección del 18,7% de los alumnos españoles de 17 años, frente al 31% de la OCDE.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top