skip to Main Content

Análisis del adolescente madrileño

Conocer las preocupaciones e intereses de la población adolescente ha dado lugar a un creciente número de estudios, que buscan profundizar en este colectivo de difícil acceso. Durante esta etapa, los jóvenes experimentan una serie de cambios físicos, psíquicos y sociales que van perfilando su personalidad hasta terminar de desarrollarla durante la etapa adulta.

En este contexto, el ayuntamiento madrileño presentaba a finales del mes de septiembre los resultados obtenidos en el estudio conocido como Preocupaciones e intereses de la población adolescente de la Comunidad de Madrid.  Para la elaboración del informe se realizaron un total de 9.934 encuestas a niños de entre 12 y 17 años, durante octubre del 2018 y febrero del 2019, en un centenar de centros educativos. La muestra se repartió equitativamente entre los niños y niñas escolarizados en centros públicos, privados y concertados de los diferentes distritos madrileños.

  • Valoración del entorno familiar

El estudio muestra como a pesar de la tendencia a creer que la relación entre los adolescentes y sus familias suele ser conflictiva, un 58,2% de ellos la califica con sobresaliente, e incluso un 73% de ellos afirma conversar con su familia diariamente. En general, las relaciones con las familias son más prósperas cuanto mayor es su poder adquisitivo. Si bien es cierto que a mayor edad, la puntuación tiene a ser menos generosa. Pese a que los resultados son bastante positivos, no hay que olvidar que todavía existe un 3,5% de jóvenes que suspenden la relación con sus familiares. Es por ello, por lo que los centros educativos deberían siempre estar pendientes de que los menores no solo se sientan protegidos dentro de las aulas, sino también en sus hogares.

En cuanto al ámbito económico familiar, el 80% de estos jóvenes considera que la situación económica en sus hogares es normal, frente al 4,3% que dice encontrarse en una situación de pobreza o pobreza extrema. A pesar de ello, llama la atención como un 41% siente preocupación por la economía familiar, siendo los estudiantes de colegios públicos los que mayor inquietud manifiestan.

  • Relación en los centros educativos

El colegio, es el lugar en el que los jóvenes pasan la mayor parte de su tiempo durante esta etapa. Por lo que, generar un entorno de confianza en las aulas, resulta primordial para que el adolescente pueda sentirse bien consigo mismo. En este apartado, los compañeros reciben la puntuación más alta. Un 85,8% de los jóvenes dice ser respetado por sus iguales, mientras que solo el 59,7% de ellos cree importar a los docentes. Con respecto a las clases, la mitad de los alumnos encuestados dice aburrirse durante la jornada escolar. Un hecho que desde el Ayuntamiento fue señalado como de gran importancia, ya que hace que nos planteemos si el sistema educativo español actual es el adecuado.

  • Preocupaciones y vida social

Los datos recogidos, también muestran la volatilidad de las emociones durante esta etapa, algo que por lo general suele caracterizar al colectivo. Algunos de ellos dicen llorar con frecuencia, les cuesta empezar el día e incluso, duermen mal. Pese a ello, el 86% aprueban la vida que llevan y el 76% dice no haberse sentido triste nunca o con una frecuencia inferior a los dos días. Sin embargo, si hacemos hincapié en la satisfacción con el aspecto físico, los jóvenes se muestran mucho más exigentes, solo el 52,8% de las mujeres se siente satisfecha con su cuerpo, frente al 69,8% de los hombres. Sus preocupaciones personales giran en torno a los estudios, seguido de la familia y de sus amigos. En un ámbito más general, destacan temas como el racismo, la pobreza y la desigualdad económica. La desigualdad de género y el machismo también constituyen una de sus principales preocupaciones, aunque ésta es mayor en el caso de las chicas (93,2%) que en el de los chicos (84,9%).

Resulta interesante como el descontento social con la clase política, también se palpa en los jóvenes madrileños. Tan solo un 15% dice fiarse de los políticos y un 82,8% sentencia que solo les interesa el dinero. Una postura, posiblemente influenciada por la opinión de su entorno social más cercano.

Por último, otro de los datos que ha causado preocupación es el relacionado con el consumo de bebidas alcohólicas y otras drogas, así como el de tabaco. Y es que aproximadamente la mitad de los jóvenes madrileños de entre 15 y 17 años fuman y dos de cada 10 beben cervezas y en torno a un 20 % consume bebidas combinadas con frecuencia. Unas prácticas que suelen ser más comunes en los distritos más adinerados.

Respecto a su salud sexual, la encuesta realizada a los jóvenes de entre 15 y 17 años, solo un 41% se considera activo sexualmente. Pese a ello, resulta alarmante como más de la mitad de ellos, afirma haber realizado en alguna ocasión prácticas de riesgo, y un 40% afirma no preocuparles. Una actitud alarmante, que muestra la importancia de la educación sexual durante la adolescencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top